dentist-1191671_1280

4 Razones para visitar al dentista durante tu embarazo

4 Razones para visitar al dentista durante tu embarazo.

 

Desgaste químico

Es muy común que durante las primeras etapas del embarazo la madre padezca de náuseas y vómitos, lo que provoca abrasión y desgaste en los dientes al estar en contacto directo con los jugos gástricos. Es probable que la sensación de náuseas desaparezca antes de que se provoque un desgaste severo; no obstante los dientes pueden presentar sensibilidad posteriormente. Lo que yo le recomiendo a mis pacientes embarazadas es que coman una pequeña porción de queso o beban un poco de leche para neutralizar los ácidos que se encuentran en la boca después de haber tenido dichos síntomas y, quince minutos después, es necesario lavarse los dientes (si se lavan inmediatamente, puede causar desgaste). En caso de que las náuseas y el vómito persistan, es necesario avisar a su médico (Hiperémesis gravídica).

 

Gingivitis Gestacional

Durante el embarazo, aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades bucodentales, ya que la mujer comienza a experimentar cambios hormonales (Gonadotropina coriónica humana) que favorecen la inflamación y el enrojecimiento de la encía (gingivitis). Esto, más el cepillado diario, puede provocar sangrado y dolor; y si la madre, previo al embarazado, ya padecía de esta condición, es altamente probable que ésta pudiese complicarse hasta convertirse en periodontitis, que, en el 35% de los casos, continuará hasta después del parto, resultando en problemas de movilidad de la boca y pérdida dental. Es evidente que en esta etapa es imposible controlar los cambios hormonales, sin embargo con el tratamiento y cuidado dental adecuado, usted y su dentista podrán tratar los factores que agravan este padecimiento hasta lograr eliminarlo completamente.

 

Caries

La higiene bucal durante el embarazo es de suma importancia, puesto que las mujeres tendrán antojos de todo tipo, desde helados, chocolates, hasta lo más extraño que pudiésemos imaginar; y si mamá ya presentaba caries previo al embarazo, el consumo de azúcares y carbohidratos incrementa la necesidad de cepillarse después de cada comida o alimento que se consuma para evitar que las caries se desarrollen con facilidad y rapidez, produciendo dolor, fracturas dentales y pérdida dental.

 

Contagio directo a los dientes del bebé

Si la mamá tiene caries cuando el bebé nace, la probabilidad de que el bebé contraiga la bacteria presente en la caries (estreptococos) es altísima, ya que todo lo que el bebé vaya a consumir, la madre lo probará primero, provocando un contagio directo. Así que es realmente importante que mamá reciba la atención bucodental que necesita antes, durante y después del embarazo.

 

 

 

Cirujana Dentista: Leticia Serrano Lazcano

(55) 2067 7581

Edición: Úrsula Sendra

(55) 29703105

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *