the-figure-of-the-1080951_640

Cuidado, ya se te salió de control…

Queridos lectores, hoy hablaré sobre el EGO, es un tema delicado y además complejo, pero intentaré explicarlo desde mi punto de vista, el ego es un MONSTRUO INSACIABLE que puede convertirse en nuestro peor enemigo… les explico, no es malo ni bueno, lo importante es controlarlo en vez de que el nos controle, ya les he mencionado antes que lo importante de vivir es ser felices ¿ Y si nuestro ego es demasiado grande ? experimentaremos sufrimiento al no ser aplaudido por los demás, por ejemplo, cuando en algún contexto de los que pertenecemos no se nos reconoce como creemos que se debiera, si hago cosas para que los demás vean que soy muy bueno e incluso el mejor y al que le toca darnos ese reconocimiento por algún motivo se distrajo y no lo notó, me enojo y pienso que es injusto porque no obtuve las fanfarreas esperadas, pensamos que se acaba el mundo “ Yo, que soy tan bueno y no lo ven ” y hasta tal vez el crédito se lo dieron a otro, pues ahí es un claro ejemplo de que nuestro ego es muy grande y que eso que hago según yo muy bien, no lo hago por gusto o porque me toca sino porque quiero el reconocimiento y ahí experimento sufrimiento; otro ejemplo es, cuando nuestra pareja la que nos ha dicho que soy lo más importante en su vida y un día resulta que igual, se distrae atendiendo algo o a alguien más, entonces me siento amenazado por no ser su centro de atención, después de todo él o ella me dijo que yo era lo más importante; te tengo una mala noticia, una vez más, es el ego quien no está siendo alimentado y EL MALVADO TIENE HAMBRE y no me lo están alimentando; cuidado ya se te salió de control… Hay muchos más ejemplos, pero ahora te sugeriré cómo hacer para controlarlo; debes pensar que tu valor no es el que los demás te den, tu vales así nada más por lo que eres y eso es mucho, no esperes que los demás te reconozcan o te lo den, eres un ser completo y valioso ya por ti mismo, ni más o menos que cualquiera y los demás lo pueden ver, no es necesario anunciarlo, concéntrate en alimentarlo sólo lo necesario para ser feliz, para tener paz, para ser pleno, tampoco vales más que nadie, aquí estamos para compartir lo que somos , ni tú vas a dar, ni te darán nada, solo compartir sin esperar reciprocidad, porque en cuanto aceptes que alguien más te alimente el ego estas perdido, dependerás de ese alguien y si éste se distrae o desaparece no la vas a pasar bien. Por último reitero, el ego no es bueno ni malo, sirve para percibirnos completos, el problema es cuando se sale de control y nos acercamos más a lo irreal que a su vez nos causará sufrimiento o frustración.

Mi correo es jimenezadrianathc@gmail.com

con gusto recibiré tus comentarios, gracias.

Psicóloga : Adriana Jiménez.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *