a-couple-of-1694334_640

Sensualidad y Sexualidad…

Sensualidad y Sexualidad…

Los sentidos nos transforman de tal manera, que nos hacen pasar de un conjunto de carne, huesos y sangre a personas animadas por un espíritu que nos hace soñar con ser trascendentes.

Uno de los estados de ánimo que anteceden a la sexualidad, es la sensualidad, otro es el amor.

En nuestra cultura, los sentidos más involucrados en la estimulación sexual son la vista y el tacto.

Nos han educado en la permanente condena de las sensaciones agradables, del placer, y en la exaltación del sacrificio, del dolor, del martirio como camino de virtud, de aproximación a lo divino.

Hay que ser humanos para lograr enaltecer la condición humana, de tal manera que para lograr una vida emocional y sexual plena es importante hacer uso de todas y cada una de las percepciones sensoriales para comunicar y conocer innumerables estímulos sexuales.

Entre ellos el placer del tacto, ya que la piel es el sentido erógeno por excelencia, también es el órgano más extenso.

La percepción táctil supone un clarísimo mecanismo de comunicación emocional.

Resulta curioso comprobar que las madres suelen acariciar más a sus bebés niña que a sus bebés niño, y eso teniendo mucho cuidado en evitar zonas tabú. Por lo que no nos enseñan a tocarnos y a sentir amor hacia nuestro cuerpo.

Crecer sintiéndose querido, seguro, con calidez y sosiego, sin miedos ni sobresaltos, son entre otros los ingredientes básicos para potenciar el indescriptible arsenal psicológico de cada persona, sus infinitas capacidades.

El contacto físico ha quedado reducido a lo sexual o a lo agresivo.

Sin embargo, en lo que respecta al placer, no hemos avanzado tanto, no por falta de imaginación sino por la poca disposición a deleitarnos : Gozar y a hacer gozar.

Desde nuestro cabello hasta el dedo gordo del pie, toda nuestra piel puede evocar las más voluptuosas sensaciones eróticas. Todo puede ser acariciado y podemos acariciar todo.

Es importante para poder entrar al mundo de las sensaciones conectarnos con nosotros mismos para generar autoconocimiento, de tal manera que podamos comunicarlo. En gran medida la ausencia de satisfacción en lo erótico y sexual se debe a la falta de esa conexión con uno mismo y el no saber expresar nuestros deseos.

Psicología y Sexología Clínica

florvillegas@hotmail.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *