20161214_190540-12

¿ Es posible morir de amor ?

¿Es posible morir de amor?

Probablemente todos, en algún momento de nuestra vida, hemos creído morir de amor después de una decepción amorosa, un rompimiento o una traición. Incluso muchos han recurrido al suicidio, algunos fracasaron en su intento, pero otros, tristemente, lo lograron.

¿Qué nos lleva a querer morir de amor? La respuesta es sencilla aunque no lo parezca para el sentimentalmente afectado: la autoestima. Puede haber otros signos como la codependencia, la falta de experiencia o hasta la confusión de afectos, pero es la autoestima la que nos puede librar de una mala relación e incluso nos puede salvar la vida.

En el marco del Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer —el 25 de noviembre— se presentó el libro ¿Es posible morir de amor? Historias reales de mujeres reales, con prólogo de Sabina Berman, en el que la autora, Desirée Navarro, nos cuenta sobre la violencia de todo tipo que han sufrido seis mujeres de clase social alta, una clase en la que pareciera que no suceden estas cosas, una clase en la que no se habla de eso, una clase que prefiere callar antes que perder su status

De acuerdo con estadísticas del INEGI, las mujeres más expuestas a la violencia por parte de un agresor cualquiera son las que tienen entre 30 y 39 años, mientras que la violencia en pareja es más frecuente entre mujeres que se casaron antes de los 18 años y entre mujeres con dos o más uniones o matrimonios. En promedio, en nuestro país, siete mujeres son asesinadas diariamente.

En este libro, Desirée Navarro nos cuenta a través de Valentina —la protagonista— sobre las relaciones de sus grandes amigas: Susana, tímida organizadora de eventos pero fervorosa creyente de todo lo esotérico; Aline, una ama de casa libanesa; Blanca, una mal hablada pero simpática abogada regia; Irene, sobreviviente de cáncer cervicouterino; Jessica, judía, terapeuta emocional y espiritual. Todas las historias se confiesan durante una cena de año nuevo para festejar el cumpleaños de Valentina, quien también necesita contar su historia de traición y desamor. En estos relatos se pone de manifiesto la solidaridad femenina, el apoyo que entre mujeres se puede dar y lo valioso que es trabajar juntas por el bien de todas y cada una.

Con estas historias podemos llorar, indignarnos y reír a carcajadas, pero sobre todo, podemos reconocer nuestro propio valor como mujeres, lo importante que es querernos a nosotras mismas y lo valioso de poner un alto a tiempo. Nadie puede ni tiene derecho a rebajarnos u ofendernos en ningún sentido. La violencia puede empezar con una mala respuesta, con un aparente inocente empujón, con un grito… y puede acabar en golpes o en la muerte. Depende de nosotras poner un alto desde el principio y alejarnos de cualquier persona que quiera ofendernos. Hay violencia verbal, psicológica, emocional, física y económica. Mantengamos nuestra autoestima en alto y eliminemos la violencia contra las mujeres.

Ana Luisa Castillo Barrera

marrulla9@gmail.com

@MARRULLA9

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *